Las fotos de Sara Carbonero enfrentada con los paparazzis

Si es que es normal que la chica pierda los nervios, haga lo que haga es noticia, sobretodo si tiene alguna equivocación, la periodista esta en el punto de mira, tanto es así que Jose María García ha opinado de ella de una forma algo machista, desde mi punto de mira, pero eso es otro tema, hoy Sara Carbonero vuelve a ser noticia por perder los papeles ante unos paparazzis.

Iker Casillas y Sara Carbonero intentaban tomar un tranquilo almuerzo este fin de semana en la zona de bares y restaurantes siglo XXI de Boadilla del MonteLos que tras la Eurocopa necesitaban un descanso, la pareja se ha ido unos días de vacaciones pero no consiguen dar esquinazos a los paparazzis, y la paciencia se ha agotado, han protagonizado un duro enfrentamiento con los fotógrafos.

En la entrada del local les esperaban numerosos fotógrafos, entonces, Sara Carbonero cansada del constante seguimiento de los gráficos se abalanzó sobre uno de ellos y consiguió arrebatarle la cámara.

Iker, en un principio quiso mantenerse al margen de los que estaba haciendo su novia, pero al ver lo que estaba sucediendo quiso mediar defendiendo a su amada pero lo único que consiguió son unas jugosas fotos del enfrentamiento, que ha sido publicado por Dagbladet.no, un medio noruego que se ha hecho con los derechos de publicación.

2 comentarios
  1. Andrés
    Andrés Dice:

    Es que no me extraña, no sé qué buscan con tanta ansia, si para sacarles una foto de ellos de paseo, no hace falta tanto rollo. Vamos, que no sé qué morbo verán en una pareja que va tan tranquila por aquí o por allá como para llegar a molestarle tanto.

    En esto la culpa la tiene también la gente y lo que demandan, porque yo para verles en fotos insulsas pasándolo bien… Prefiero cosas truculentas o fotos de si le pone los cuernos, etc…

    Me parece normal que la chica se enfade, no hacen nada especial para que se les persiga tanto.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *