El posado más sensual de Noemí de Gran Hermano 12+1

Aunque ya hemos visto todo el cuerpo en aquella ducha Brasileña cuando Noemí se baño completamente desnuda, la canaria está haciendo su agosto en Brasil gracias a su fugaz romance con Fael, el ganador de ‘Big Brother’ de ese país, entre ser la protagonista de un videoclip y ser imagen de la campaña publicitaria de Don Algodón, Noemí ha protagonizado una espectacular sesión fotográfica para la revista brasileña ‘Paparazzo’ que tan sólo con unos taconazos de infarto y lencería muy sexy, ahora entendemos porque la surfera arrasa por dónde pisa.

Vía | Que!

3 comentarios
  1. Andrés
    Andrés Dice:

    Al menos sabemos que tiene muchos defectos, hay otras famosas que van de santas y luego puede que sean peores que esta chica. De ella ya conocemos todo lo malo, que es mentirosa y poco fiel, para mi fue la mejor de este Gran Hermano por simbolizar todos los defectos que podría tener una persona y no esconderlos.

    Me alegro que ahora esté ganando su dinero después del concurso donde la Milá le echó en cara con quién se acostaba o dejaba de acostar. Vamos, la misma presentadora que criticaba que el rey iba de cacería de elefantes, pero ella firmó para que en Cataluña siguieran las corridas de toros.

    Lo mismo de siempre, si unas llevasen una cámara las 24 horas para filmarle todo lo que hacen mal, Noemí se quedaba como una santa.

    Tampoco entiendo que la Milá pusiese una foto de su pareja en su blog en la que no se le veía la cara y ocultaba su identidad, y no respetó el deseo de la chica de ocultar lo que quisiese.

    Encima se escudaba en que el programa no le intentó hacer daño. Que yo sepa, hubo muchas ocasiones que el programa buscó el morbo de ponerla en aprietos por sus mentiras, como meterle a María en la cena de los Mosqueteros para joderle, invitar a Fael a España o dejarle con su exnovio Paolo en la sala de expulsiones para que Noemí diese explicaciones. Todas estas situaciones no las eligió el público, sino el programa para dar expectación. Así que no digan que son santos, que todos sabemos que el morbo vende.

    En fin, paro, que la doble moral me da grima.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *